Y Alicáncano. Y Humo, voluta roja.

viernes, 26 de agosto de 2005

La mesa se cae.

Que se cae.
La cria la va a hundir.
Si se cae se chafan los ordenadores.
¡Que tragedia se avecina! la culpa es del ensamblador de la dichosa mesa, que no la aseguró bien.
5 patas tiene la mesa trapezoidal que encaja en el descuadre del salón.
La cria juega por entre las patitas de roble de la mesa y algún día se le caerá encima. Tambien juega a colgarse de la mesa y a subirse en ella.
Si la mesa se cae se chafa la cria.
Los ordenadores no están seguros en esta mesa grande y larga.
Se pueden hundir con la mesa y puedes encontrarlos relativamente desconfigurados por la cria, a la que le encanta jugar con todos los perisféricos y trastear ratones, teclados, lápices, auriculares, ...

2 comentarios:

Salón de sol dijo...

Mejor le enseñas a la cria a usar el ordenador y de paso lo aseguras a todo riesgo, respecto a la mesa la arreglas.....por peligrosa.....saludines, besitos y demás carantoñas propias de mí.....jajajaja.....!!!!!!

Anónimo dijo...

¿papa cual es el blogger de lucia?

Archivo del blog

Datos personales