Y Alicáncano. Y Humo, voluta roja.

viernes, 22 de diciembre de 2006

Feliz Bacanal.

Puestos a celebrar, Hagámoslo con conocimiento.

Lustros ha, que nos lo hurtan esos de siempre; La clase sacerdotal. Viven de ello.

El humano tiende a celebrar, esto es, compartir su alegría, cuando se ve favorecido por la abundancia. Entiendo que en el paleolítico, cualquier ocasión, ya fuese una buena pieza de caza, un árbol davidoso, o la posibilidad de intercambiar genes y caricias con grupos distintos, daba lugar a lo que hoy conocemos como espíritu navideño: ganas de compartir y pasarlo bien, que "to er mundo es güeno" y la vida son dos días.

Ya entonces, avispados chamanes , procuraban que el sol o la luna, o el totem de turno, generaran beneficios en su favor y prohibían esto o aquello según conveniencia.

En el neolítico, o lo que es lo mismo, cuando el pastoreo y la agricultura comenzaron a desarrollarse, gurús y curas de entonces, amoldaban las alegrías a sus designios, que es un modo como otro cualquiera de dominación. Incluso la prostitución era sagrada. Sacralizar es lo mismo que regular, y quien parte y reparte, ...

Y entonces surgió Osiris. la estrella brillante del mediterráneo. Los egipcios lo disfrutaron más de 6000 años.

Todas las culturas solares le rinden pleitesía. El sol es vida y vino. Plutarco sumus. Y los solsticios son fechas adecuadas. En estas fechas se celebra desde tiempos ancestrales, el renacimiento del dios sol. Su triunfo sobre el frío; porque en estas jornadas, se empiezan a acortar las noches y se alargan los días. Luego vendrá la bacanal de san Juan, en el otro solsticio, con la jornada solar más larga. Pero eso toca en verano.

Baco es Osiris, y las celebraciones cristianas son un vulgar remedo, una burda parodia de la historia de otros dioses, mucho más interesantes y divertidos. Que los sacerdotes de otras épocas, aun parásitos, fusionaban mejor la necesidad de festejar y reprimían menos.

Lo peor de todo es la falta de imaginación del clero católico, su empeño en apropiarse de lo ajeno. Su dios es una torpe copia de dioses con mucha más solera y entendimiento. Y sus tradiciones se hunden en el paganismo más primitivo, en el genoma humano.

Bebamos y relacionémosnos pues, en la descafeinada quimera que supone esta bacanal de chichinabo que nos venden sin pudor alguno, la subvertiremos con alegría y cantaremos villancicos obscenos en honor a dionisos, adoraremos árboles celtas, y regalaremos a los niños no se sabe si en honor a los magos o sabios de oriente, o a no sé que niños en salmuera, o a doncellas redimidas de la prostitución.

Así, que si alguien os pregunta porqué celebráis estas fiestas si no sois creyentes, podéis responder con autoridad, que las fiestas son de los humanos y no de los cristianos. Mal que les pese.

Feliz bacanal. Feliz bacanal. Y Feliz bacanal.

4 comentarios:

Hannah dijo...

Gracias por su visita a mi Blog. Feliz Bacanal también para usted, pero sin abusar que luego hay que echar mano del bicarbonato y se malogra la alegría.
Un saludo cordial
Hannah

PRU dijo...

feliz bacanal, sí, y que cumplas muchas más, hahaha...

saludos...

Anónimo dijo...

jajajaja lo sabiaaaaaaaaa jajjaaja tenias q poner un post jaja sobre estoo, lo sabia jajajaa besitos de colores, y bacanales felices jajaaj su

Anónimo dijo...

Me uno a la bacanal, se puede entrar en ella, o es de cupo limitado....
Quien la pillara, Un saludo

Archivo del blog

Datos personales