Y Alicáncano. Y Humo, voluta roja.

miércoles, 13 de agosto de 2008

La vida sonríe.

Me había propuesto escribir, al menos, una vez al mes. No ha sido así.

Anduve en otros menesteres.

Será cuestión de retomar el teclado y unos gramos de vanidad para continuar la tarea.

Verle las orejas a la muerte, después de tanto tiempo, viene a ser incluso saludable, sobretodo si se miran desde lo que pudo haber sido y no fue. Rasguñitos físicos nímios y reparaciones económicas asumibles.

La vida sonríe. “Estoy sembrao”.

2 comentarios:

Mar dijo...

Sageraooooooo!!!!!

Como sois.......

Hombresssss!!!!!

Un beso, cuñaoooooo!!!

Metis dijo...

exagerao, apostaria que solo fue necesaria una tirita.

Ahora no te olvides de "abonarte".

saludos

Archivo del blog

Datos personales