Y Alicáncano. Y Humo, voluta roja.

miércoles, 7 de octubre de 2009

Manipulando respetos.

Las personas son respetables, las opiniones y las ideas no. Al menos no desde la óptica del que se da por ofendido por el simple hecho de someter sus enunciados al sano ejercicio de la duda metódica.

Confundir opinión, idea, culturas, creencias, ... con las personas que las enarbolan, es muy propio de ignorantes y obscurantistas interesados. Ya lo explican mejor que yo Fernando Savater o Javier Fernández Panadero.

Así pues, reivindico mi derecho a llevar la contraria a cualquiera con argumentaciones sólidas, o al menos con la misma fuerza e irracionalidad conque se me pretenden imponer: De modo que dios no existe y todos los que piensan que sí, están faltos de maduración neuronal o viven y se benefician de la mentira. Como es mi opinión, tan respetable como la que más, os ruego que ni se os ocurra contradecirme en los comentarios; Tal falta de desconsideración a mi opinión y a mi persona será tomada como un grave insulto a mí y a todos los que piensan como yo, y pudieran derivarse acciones punitivas que estime convenientes.

9 comentarios:

Ruth dijo...

Respeto tu opinión, aunque hay cosas que ya sabes que no las comparto de tu manera de creer y pensar. A lo dicho por esas dos personas, creo que el imponer no forma parte de respetar la libertad de expresión de las personas que como bien dice en su primera palabra libertad, pues eso que es completamente libre.

Un abrazote.

PANTA dijo...

Totalmente de acuerdo contigo; cada cual es libre de pensar lo que quiera y creer en lo que quiera creer.

Aún a riesgo de parecer un poco pedantillo te dgo que, desde muy pequeño me tildaron de "niño rebelde" porque me atreví a decir a mis mayores que yo -por aquel entonces tenía quince años- revidiqué mi derecho a equivocarme solo... Claro que eso me costó unos días sin salir de casa, sin..., sin...y sin... Cosas de la época.

Hoy, con bastantes años más, continuo revindicando el mismo derecho: es mi LIBERTAD.

Esa, entre otras razones, es la culpable de que, aún respetando a los demás, sienta aversión a cualquier religión: La religión coarta libertades, cuando tenía que ser lo contrario.

Y, además, en lo referente a ese Dios que la catolicina nos vende, estamos al 50 % en lo referente a su existencia.

EQUILICUA... que con su pan se lo coman.

Por supuesto que con el mayor de los respetos para los que creen en alguien que dicen que tiene una madre (María), pero que dicen también que "Dios no tiene principio, ni fin".

¡¡Que me lo expliquen, leche!!

...y para ti y nuestra Ruth

un abrazo

Conce Méndez dijo...

Toc toc...se puede

Respeto por todas las opiniones y por todas las personas.

Libre, libre, quiero ser... quiero ser quiero ser libre...

Un beso, y yo nunca te insultaría.

feluky dijo...

No entiendo tu Post, quieres poder llevar la contraria a todo el mundo, pero que no te la llevemos a ti. Eso no vale.

Veras EQUI los que creen en dios no son demócratas, me explico. Si sometiéramos a votación si dios existe, y ganáramos los que pensamos que no. Los que creen que si existen, no lo aceptarían

Abrazos..

Equilicua dijo...

Ruth, Panta, Conce, Félix, la cuestión está en que uno se harta de ser agredido desde la niñez y que encima le pidan respeto para la opinión del agresor.

Claro, cuando vamos y cambiamos el enunciado suena fatal a los agresores.

Así pues seguiré respetando a las personas, Ruth, pero me niego a respetar ideas, culturas e "instituciones", por muy tradicionales que sean, que amparándose en sus "verdades" me niegen a mí el respeto como persona.

Conce Méndez dijo...

Mira Equi, desde la libertad, mis hijos han decidido uno si a la religión y otro no.

El que lo da me viene contando lo que dan en clase, yo no le digo lo que pienso, no quiero impedir que escuche y luego forme su opinión.

Pero los adultos si tenemos que impedir que se cometan ilegalidades.

Tenemos que quedar hombre, "pa reirnos un rato", andaluz salao.

muaaaaaaaaaaas.

Amigo de la Dialéctica dijo...

Hola amigo:

Hay que llevar la contraria, es un derecho inalienable. Como bien dices: "Las personas son respetables, las opiniones y las ideas no."

Recibe un muy fuerte abrazote amigo.

David Carrascosa dijo...

jaja. El otro dia escuché por ahí que la certeza es la puerta de la tiranía. Muy irónico lo tuyo.


Saludos, JUAN

Nieves dijo...

Las personas son respetables, las opiniones y las ideas no... faltaría más que no puedíeramos expresar lo que opinamos ... lo malo es cuando otras/os no leen lo que expresas o no escuchan lo que oyen ... e interpretan como les da la real gana y se permiten la libertad (mermando la tuya) de poner en tu boca palabras y opiniones que ni has dicho ni piensas... todo ello por un afan desmedido de creerse siempre con la razón.

... con éstas/os ... lo mejor la ignorancia y el olvido PORQUE SOY LIBRE!!!

Saludos. Nieves.

Archivo del blog

Datos personales