Y Alicáncano. Y Humo, voluta roja.

martes, 18 de mayo de 2010

Ayuntamientos

 
No tenemos enmienda, ni falta que hace.

Me refiero al hecho, cada vez más probable, de las relaciones cuasi zoofílicas de nuestros antepasados. No solo se entrecruzaron con otras especies en los albores, cuando no estaba claro si éramos o dejabamos de ser "humanos". Es que hace nada, a unas pocas de generaciones de distancia, hubo regocijo y jolgorio con nuestro primos neandertales.

Al parecer los ayuntamientos tuvieron lugar en una etapa muy determinada, y fueron tan numerosos y fructíferos, que la gran mayoría de humanos que procedemos de tan rijosas y perversas prácticas, conservamos un 4% de herencia netamente neandertal. Quedan no obstante en África, humanos que descienden de antepasados más modositos, 100% pata negra.

Entiendo que no solo se refrescó la casta con el aporte genético, sino que también se amalgamaron modos y culturas.

De estos tatarabuelos tan zandungueros venimos nosotros, los asiáticos y hasta los aborígenes australianos. Los bosquimanos no, ni algunos otros que prefirieron no migrar y no participaron de vicios, apetitos, pasiones desenfrenadas y excesos varios del tipo reseñado.

Seguimos sin tener claro como pasó; Si fueron neardentales con nuestras abuelas, o nuestros abuelos con las ellas, o si la orgía fue total y andaban unos con otros y viceversa. El caso es que hubo trato carnal, seguramente lascivo y lujurioso, que todo lo diferente o distinto ha sido siempre muy de nuestro agrado.

Ya sé que dicho así choca mucho, pero sepa el personal que los hechos acaecidos no dejan mucho espacio para la duda, y están respaldados científicamente. Podemos no darle crédito si así nos sentimos mejor, pero ya sabemos que negar la realidad solo sirve para deambular por la vida como ilusos.

6 comentarios:

Alfonso Vázquez dijo...

Me gusta la entrada. Mucho se ha hablado del tema. NG afirma rotundamente que no hubo descendencia cruzada entre ellos y nosotros, pero eso es dificil de demostar o de refutar.

Pero hubiera o no descendencia, fiesta sí que hubo. Y es que si en nuestra exquisita civilización occidental del siglo XXI todavía a veces nos soprenden noticias de la atracción entre o un pastor y su oveja, o en casos más extremos, hasta su gallina, como nos va a extrañar el feeling neandertal-cromagnon

Equilicua dijo...

Hubo descendencia, es más, está registrada en nuestro ADN.
Los enlaces que pongo al final son científicos. ¿Quién es NG?

Anónimo dijo...

Te hago el comentario desde la wii. En esto estoy de acuerdo como en casi todo.
Javier

Alfonso Vázquez dijo...

NG National Geographic
saludos

Equilicua dijo...

Hombre, Javier, que lujazo internet desde la wii.

Alfonso, me temo que National Geografhic tarda en actualizar. El 7 de mayo, la revista Science publicó los datos en los que se basa esta reflexión. Con tanta crisis, nos olvidamos que hay hechos científicos de gran calado que se nos pueden pasar.

Las implicaciones que derivan, y esto es solo un avance, del estudio de nuestro genoma, y los datos que nos ofrece el genoma neardental, echan por tierra principios nazis, religiosos, antropocéntricos, ... No dudo que cual historiadorcitos neocon, creacionistas ellos, en la COPE y medios afines harán solfa y cuchufletas. Da igual, la ciencia, ya sabes, no se basa en elucubraciones.

PD:Si sabes inglés, aquí está el articulo original.

David Carrascosa dijo...

Pues yo creo que fue una orgía total, date gente que incluso hay gente que tiene cara de acelga. De tods formas, y como dice el refrán, cuano las ganas de joder aprietan, ni el culo de los muertos se repeta.

Un abrazo!!

Archivo del blog

Datos personales